Colchones ortopédicos para perros

Tu mascota es un ser vivo, por lo tanto envejece. Si desde cachorro lo has cuidado de forma correcta, evitando que duerma en el suelo, alimentándolo con todos sus suplementos y vitaminas es probable que tenga una vejez excelente. Sin embargo, es posible que llegue un momento en el cual tu perro le cueste levantarse luego de sus siestas. Este es un indicio que no puedes pasar por alto. Significa que tu mascota tiene dolores musculares o de articulación.
En este caso, deberás de adquirir una cama o colchón ortopédico para él. Estas camas para perros son especialmente diseñadas para minimizar el estrés o acumulación de nervios en las articulaciones. Esto se logra distribuyendo el peso de tu mascota sobre la superficie de la cama o colchón ortopédico.

 

Materiales de los colchones ortopédicos

En su mayoría, estas camas están formadas por un material de espuma ideal para su descanso. Una diferencia radical entre una cama normal o sofa para perro y una cama ortopédica es el material con el cual están fabricadas. Es igual de importante, adquirir una cama que esté acorde con el tamaño de tu mascota. Evitando así que sobresalga o quede alguna extremidad por fuera.

En caso de comprar una cama más grande o más pequeña para él, corres con el riesgo de que no sea eficiente. Debes de tener muy en cuenta las estaciones, si es invierno te recomiendo comprar una cama caliente, para evitar así problemas de artritis, displasia de cadera o inclusive dolores en articulaciones.

Cuando su mascota descanse un par de días en la cama ortopédica para perros, podrás observar las mejoras que tiene. Tendrá más vitalidad y seguramente vivirá a tu lado algunos años más. Ten presente que tu mascota es parte de tu familia y por encima de todo es un ser vivo. Dale el lugar que se merece y prestarle la atención necesaria para cubrir sus necesidades.

Te recomendamos que visites la sección:

Protectores para los asientos para el coche

Protector coche perros